27 julio, 2019 Matriz de Eisenhower

Qué es la «Matriz de Eisenhower» y cómo puede mejorar tu vida

Sabes que una buena organización es clave para optimizar tu tiempo, pero al final, por unas cosas o por otras, nunca terminas de ponerte a ello. Tienes una agenda, pero te da la impresión de que no le sacas todo el partido. Has oído hablar de los bullet journals, pero te dan tanta pereza…

Hoy en Panda Bohème te presentamos un método la mar de sencillo que te será de gran utilidad para priorizar tus tareas. No te llevará más de 5 minutos ponerlo en práctica, ¡prometido!

Como ya habrás adivinado, se trata de la Matriz de Eisenhower. Sí, Eisenhower… El que fuera presidente de los EEUU entre los años 1953 y 1961 era también un militar de alto rango que, entre otras cosas, fue el responsable de la planificación y supervisión de la invasión del norte de África en la Operación Torch entre 1942 y 1943 y de la exitosa invasión de Francia y Alemania entre 1944 y 1945. Tenía experiencia en tareas organizativas… Y esto le llevó a una conclusión: tendemos a centrarnos en las cosas que son importantes y urgentes a la vez, en vez de centrarnos en las cosas que son importantes, aunque poco urgentes (lo que sería la base de un comportamiento más estratégico, orientado a objetivos a largo plazo).

Fruto de esta reflexión ideó la matriz de la que hoy os hablamos. ¿Y qué es exactamente? Pues se trata de una representación gráfica, en un cuadrante de dos ejes, de los distintos niveles de importancia y urgencia de una tarea específica. De esta forma, con un simple golpe de vista, podremos ver todo lo que tenemos pendiente y a qué debemos prestar atención en primer lugar.

Parece sencillo, ¿verdad? Llegado este punto, lo más complicado es diferenciar qué tareas adscribir a cada uno de los cuadrantes.

Matriz de Eisenhower
En la foto: Cuaderno «Imborrable«, bolígrafo Kaweco verde y
Brush Pens verde, violeta y rojo.

BLOQUE 1. Lo urgente + importante

Añadiríamos a este cuadrante las tareas que requieren una atención inmediata porque su deadline está a punto de llegar (un trabajo que hay que entregar, la preparación de un examen…).

Éste es el bloque al que menos tiempo deberíamos dedicar, pues hacerlo significa que hemos planificado mal nuestra atención al resto de cuadrantes y hemos dejado para última hora nuestro trabajo más relevante.

BLOQUE 2. Lo no urgente + importante

Se trata de tareas que, erróneamente, tendemos a procrastinar. ¡No pierdas de vista lo importante! Los expertos advierten que las personas efectivas no se orientan hacia los problemas urgentes sino que actúan de manera previsora.

BLOQUE 3. Lo urgente + no importante

Lo urgente capta muchas veces nuestra atención, pues no afanamos en realizar tareas que urgen pero que no revisten mayor relevancia. ¡No caigas en la trampa!

BLOQUE 4. Lo no urgente + no importante

Ahora lo ves más claro, ¿verdad? Las tareas que apuntes aquí sólo deben ser abordadas cuando todas las demás hayan sido resueltas (a veces ni siquiera llegarás a hacerlo).

¿Qué opinas? ¿Te apetece ponerte a ello? Por aquí ya lo estamos poniendo en práctica y parece que de momento tiene éxito 🙂 Si te animas, déjanos tu experiencia en los comentarios. ¿Has descubierto la clave de la organización? ¡Cuéntanos tu secreto!

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.