2 abril, 2024

PLUMAS KAWECO AL SPORT: VUELVE LA CARGA POR PISTÓN

El lanzamiento más esperado de Kaweco, las plumas AL Sport con carga por pistón. ¿Por qué era tan demandado por los seguidores de la marca? ¿Es el pistón una innovación? Sigue leyendo, porque te contamos todo lo que debes saber sobre esta curiosa historia.

¿Qué fue antes, la carga por pistón o los cartuchos?

Actualmente, el sistema de carga más frecuente en las plumas estilográficas son los cartuchos desechables. Se trata de un método rápido, sencillo, limpio y relativamente económico, que se ha popularizado hasta el punto de alcanzar el primer puesto en el podio de los preferidos por los usuarios. Nos hemos acostumbrado tanto a ver plumas cargadas por cartucho, que nos sorprendemos y alabamos la innovación de sistemas de carga como el pistón(1) o el eyedropper(2); pero, ¿son verdaderamente innovadores estos sistemas?

(1) Las plumas que cargan por pistón se llenan de tinta sumergiéndolas directamente en el tintero y accionando un mecanismo interno.

(2) En el sistema eyedropper o “cuentagotas” el barril se desenrosca y se llena de tinta con una jeringuilla.

Las primeras plumas estilográficas

Las primeras plumas no fueron plumas… sino plumillas. No tenían ningún compartimento donde guardar la tinta, y la punta debía mojarse una y otra vez en el tintero. Esto hacía que el proceso de escritura fuera tremendamente lento y engorroso: cuando conseguías reunir todo lo necesario para escribir… ¡la idea ya se había ido!

Por eso, a principios del siglo XX, los esfuerzos de los “inventores” se centraron en encontrar un sistema óptimo de llenado, sellado, y suministro de tinta hacia el plumín.

La primera patente de una pluma estilográfica se presentó en Inglaterra, en 1809. El invento de Frederick B. Fölsch estaba equipado con un depósito de tinta cerrado por una válvula regulable en el extremo del tubo conectado al plumín. Se podía escribir cuando la válvula estaba abierta, y al cerrarla se evitaba que la tinta saliera.

En 1832, John J. Parker inventó la antecesora de la actual pluma estilográfica de émbolo; al hacer girar el cuerpo, un pistón interior impulsaba la tinta a través de un fino canal hasta el plumín. La pluma se rellenaba al hacer girar el pistón en sentido contrario. Para que la tinta no se saliera durante el transporte, el tapón llevaba un alambre rígido clavado en su interior; al colocar el tapón, el alambre se introducía en el finísimo canal de tinta, situado entre el plumín y el depósito, y lo cerraba. Sin embargo, la más ligera deformación del alambre convertía la pluma en un alarmante generador de manchas.

En 1859, Walter Moseley ideó una pluma con un depósito interior de goma; para llenarlo, se debía dar un par de vueltas a un botón situado en la parte trasera de la pluma, lo que retorcía el depósito y expulsaba el aire interior; al introducir el plumín en el tintero y soltar el botón, el depósito se llenaba de tinta.

Estos y otros inventos no consiguieron ganarse el favor del público, que pronto descubrió que su falta de fiabilidad. Y es que era habitual que aquellas primeras plumas soltasen demasiada tinta… o no funcionasen en absoluto.

Waterman: la necesidad crea la innovación

Cuenta la historia que, allá por 1880, la historia de las estilográficas dio un vuelco gracias a Lewis Edson Waterman. Por aquel entonces, Waterman tenía 25 años y trabajaba como agente de seguros. Una desastrosa experiencia con su pluma en el momento más inoportuno (la firma de un importante contrato), ocasionó que dedicase su vida a investigar cómo mejorar el mecanismo de las estilográficas.

Por suerte para la historia, no tardó en dar con la idea: tenía que conseguir que la tinta fuera saliendo del depósito a medida que se gastara, y que a la vez dejara entrar aire desde el plumín hacia el depósito, y la mejor forma de conseguirlo era aplicando el principio de capilaridad.

Así, en 1884, Waterman registró la primera patente de estilográfica verdaderamente funcional. La tinta salía solamente cuando el plumín se apoyaba sobre el papel, y la pluma contaba con un depósito interior que se rellenaba con cuentagotas (eyedropper).

Historia de las Kaweco Sport

Kaweco nació como fábrica de plumillas en1883, si bien su nombre no se registró hasta 1889. En esa fecha, los empresarios Heinrich Koch y Rudolph Weber se hicieron cargo de la producción. 

Kaweco tuvo un gran éxito hasta aproximadamente 1925, y fue uno de los líderes del mercado de plumas estilográficas y dip pens. Sus productos no sólo se vendían en Alemania, sino que también se exportaban. En 1921, la empresa cotizaba en bolsa y empleaba a 600 personas.

¿Qué sistema de carga empleaban las primeras Kaweco Sport? Puedes verlas en la imagen inferior… ¡el pistón!

Kaweco Sport 1938 (fabricadas en ebonita)

En 1994, M. Gutberlet toma la dirección de Kaweco.  Las Kaweco Sport siguieron fabricándose, pero, en el caso de las plumas, el pistón fue sustituido por los cartuchos.

La vuelta  a los orígenes ha sido ampliamente demandada por sus seguidores más fieles que, por fin, en abril de 2024, ven satisfechos sus deseos.

Kaweco AL Sport Piston

La Kaweco Sport Piston Filler es una de las más pequeñas en relación con el tamaño y el volumen de tinta. Esto es posible gracias a su mecanismo inteligente y compacto. La icónica pluma estilográfica de bolsillo solo mide 10,5 cm cuando está cerrada y crece hasta un tamaño medio de 13 cm con el capuchón posteado. Gracias a su pequeño tamaño, la pluma es ideal para llevar mientras viajas, y garantiza una experiencia de escritura larga y agradable.

La ventana de tinta transparente te permite controlar el nivel de tinta en todo momento. Si se acaba la tinta, se puede rellenar rápida y fácilmente gracias a su mecanismo de recarga, excepcionalmente suave. Este sistema de llenado también permite el uso de tintas en una variedad de colores insuperable, ya que muchos colores de tinta solo se presentan en tintero (no en cartucho).

La superficie anodizada mate del robusto cuerpo de aluminio es muy duradera y confiere a la pluma una sensación de alta calidad al tacto. El perfecto equilibrio entre el peso y el diámetro de la pluma estilográfica también garantiza que la mano no se canse incluso después de escribir durante mucho tiempo. La combinación con elementos dorados realza la funcionalidad con elegancia y combina así los métodos de llenado tradicionales con los tiempos modernos.

 

Consigue aquí la Kaweco AL Sport Pistón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envío
Envíos 24h Gratis

A península en envíos superiores a 45€.

Pago
Pago seguro

Con tu tarjeta de crédito.

Descuentos
Los mejores precios

Visita nuestra sección de rebajas para los precios más competitivos.

Tienda
Visítanos

En Vigo, en nuestra tienda en María Berdiales 15.